Escultura, Arte y Música

Escultura, Arte y Música



viernes, 13 de abril de 2018

MANIFIESTO FOTOESCULTURA


MANIFIESTO FOTOESCULTURA

1º Fotoescultura nace de la inquietud por desarrollar nuevos conceptos artísticos en una época en la que podríamos decir que está prácticamente todo inventado en relación a las artes plásticas.

2º Fotoescultura es una nueva forma de expresión por la cual se aúnan dos campos muy diferentes; la tridimensionalidad de la escultura y las dos dimensiones de la fotografía.

2º Fotoescultura se suma a las numerosas disciplinas artísticas usando recursos de dos de ellas, escultura y fotografía, materia y luz.

4º Fotoescultura, si bien surge de la necesidad de buscar nuevos lenguajes, no entra en conflicto con otras artes, pues son estas las que le dan su propio origen.

5º Fotoescultura se define por lo tanto como: una disciplina artística basada en métodos escultóricos y fotográficos, cuyo resultado es el de introducir una obra tridimensional emulsionada con material fotosensible en una cámara oscura, obteniendo por medios químicos una pátina óptica adherida a la obra.

Denomino pátina óptica, al resultado recogido por la escultura; captando el entorno situado frente a la cámara y proyectado a través del estenopo o lente. La escultura recibe una imagen que tras ser procesada en el laboratorio, surge de su interior, al estilo de las pátinas naturales, diferenciándose de otro tipo de pátinas que son aplicadas al material. Se podría decir que esta pátina óptica es un proceso controlado, pues es el autor el que decide qué, y en qué momento capta la imagen. Una pátina natural se puede controlar, pero habitualmente los resultados son aleatorios. Otra forma de llamar a este concepto, es el de Pátina estenopeica o Efecto Wedgwood.

6º Fotoescultura en su origen recurre a la cámara estenopeica, no por ello descartando el uso de lentes en diseños de nuevas cámaras para su lograr su propósito.

7º Fotoescultura como concepto y definición se aleja por completo de otras incursiones artísticas que usan este término para sus creaciones, valoradas en su justa medida, pero distanciadas en su más pura concepción.

8º Fotoescultura acoge cualquier material susceptible de ser emulsionado.

9º Fotoescultura subraya la importancia de los métodos y técnicas fotográficas tradicionales, así como los actuales, siempre y cuando sea la escultura la que registre la luz a través de un estenopo o una lente.  

10º Fotoescultura no contempla por definición el resultado por medio de un negativo o similar en una obra que no haya sido expuesta dentro de una cámara oscura, aunque admitirá los resultados fuera de cámara, siempre y cuando la escultura sea emulsionada con material fotosensible.

11º Fotoescultura por lo tanto acoge en su concepto, técnicas como la cianotipia, goma bicromatada, quimigramas…

12º Fotoescultura en su resultado admite registros en negativo y positivo. El autor crea la escultura y esta interpreta la realidad.

13º Fotoescultura no estima la posibilidad de pegar fotografías en la superficie de la escultura.

14º Fotoescultura reivindica la fotografía como arte mayor puesta al servicio de la escultura y viceversa.

jueves, 14 de diciembre de 2017

FELICITACIÓN CON MIS MEJORES DESEOS

Un año más os felicito por estas fechas para desearos unas buenas fiestas y un mejor año 2018.
 
La felicitación de este año, va como homenaje a todas las mujeres que sufren el acoso, la violencia y la intolerancia.
 
Espero que ese lazo morado que algunas tienen grabado en su piel, desaparezca de nuestras vidas.
 



 
 

martes, 12 de septiembre de 2017

¿CHOPO O ENCINA?


Comienza el curso escolar y uno, que de vez en cuando reflexiona sobre “la inutilidad más necesaria,” que es el arte, y en general todo tipo de expresión artística, sigue pensando que algo va mal cuando en los centros educativos, la enseñanza de las humanidades poco a poco va desapareciendo.

La sociedad avanza a pasos agigantados, dejando de lado algo tan importante como son estas disciplinas y el respeto por lo que tenemos a nuestro alrededor.

Si nos paráramos a observar el hábitat que nos rodea, descubriríamos las lecciones que podemos aprender, como lo hicieran en el pasado sin tanta información inútil y sobre todo, más sensibilidad.

Cada uno en su entorno puede ver, pararse y descubrir lo que la naturaleza nos da, en definitiva, leer lo que nos brinda.

Imagínate, o mejor, visualiza ese árbol con el que te has cruzado recientemente. Es un chopo, una especie de crecimiento rápido y hoja caduca, cuya madera no es muy apreciada, pero es barata y no muy complicada de trabajar.
Ahora piensa en un roble o en una encina, de crecimiento mucho más lento y de hoja perenne, pero su madera es más apreciada y dura.

Hasta aquí, esto parece una simple observación del paisaje, pero nada más lejos de la realidad.

Ahora, de nuevo analicemos y abramos la mente, recapacitemos y miremos lo que nos rodea. ¿Qué es lo más común? ¿Quién nos acompaña? Y lo que es peor, ¿Quién nos enseña, o mejor dicho, bajo qué directrices nos enseñan? ¿Robles o chopos?

Tristemente hay una mayoría de chopos en todos los ámbitos, aunque me voy a centrar en el arte en todas sus disciplinas.

Ese árbol rápidamente nos manifiesta su esplendor, llegando a una altura considerable en pocos años, pero puede llegar a ser muy frágil y una fuerte ráfaga de viento lo puede tronchar o tirar al suelo, ya que sus raíces no llegan a gran profundidad. Su hoja caduca nos podría hablar de su debilidad y sobre sus cambios continuos. Su madera mediocre nos revela el final.

¿Quién eres o a qué pretendes llegar? Yo me quedaría con el roble o la encina, árboles lentos de crecimiento, de fuertes raíces, robustos, perennes y de madera dura.

¿Por qué viene todo esto? ¿Aún no diste con ello? No, no estoy bajo influencias de ningún psicotrópico, simplemente, a veces me paro a pensar.

Ese artista (chopo), está en numerosos lugares y ha surgido como un resorte en nuestras vidas. Ese artista, cuyas raíces son mediocres, crece muy rápido, en un suelo blando. Ese artista, que pierde todos los años sus hojas, va a merced del viento, pero sí, crece muy rápidamente. ¿Qué buscamos, crecer así, o llegar a dar un fruto honesto con el tiempo?¿No os parece que hay demasiados “chopos”?

De crecimiento lento es el roble o la encina, paciente, vislumbrando lo que le rodea, asentados sobre un terreno firme y aferrándose a él con fuerza, pues es consciente que su base lo es todo. Años, muchos años son los que tiene que esperar para llegar a ese esplendor que los chopos consiguen mucho antes. Pero amigos, cuando hay tormentas o cuando la sequía llega, los que resisten son ellos, el roble y la encina. Ellos son los que tienen una base firme, los que han crecido sin prisa y los que con su porte son capaces de cobijar a tantos.
Ese cobijo lo podemos ver en los chupones que crecen a la sombra de los árboles. Esos brotes que surgen de las raíces se alimentan de lo que le proporciona su progenitor, y estos recogerán sus enseñanzas.

Por supuesto que la naturaleza nos muestra todo esto, y por supuesto, siempre hay excepciones, chopos formidables y robles mediocres.

Tan solo hay que pararse a pensar y observar la vida para recoger sus enseñanzas, así que, intentemos aprender desde el principio, dar una oportunidad a la cultura y a las humanidades, sin prisa, reconociendo el pasado para vivir un presente pleno.

Cuando camines no solo veas lo que te rodea, mira, observa y analízalo, pues la naturaleza es sabia y deberíamos estar agradecidos con sus enseñanzas. Ve más allá, guíate por tu corazón, tus instintos y camina, camina…

Todo llega si eres constante, si amas lo que haces y no prostituyes tu trabajo. No esperes regalos envenenados y sube la escalera peldaño a peldaño, porque solo así podrás algún día tocar el cielo.
 
 
Stairway to Heaven - Led Zeppelin